Archivo de la categoría: Poemas

Ayudame a ponerle un título

Estándar

Cerré los ojos y automáticamente llegaste a mi mente… te recuerdo vigoroso, enérgico, lujurioso…

Siempre jocoso, bromista, optimista. Qué buen humor mi amor…

Engalanando cualquier festividad con tu presencia suprema.

Eterno amante de los buenos momentos, haciendo del más simple acontecimiento la mejor celebración.

El mejor de los amigos, respetado y querido por todos, virtuoso, confidente, decente como pocos…

Recuerdo tus besos, tus caricias, tu mano en mi hombro dándome aliento en mis peores momentos…

Siempre dulce, cariñoso, expresivo, regalándonos tu sonrisa a flor de labios en toda ocasión.

Según tus hermanos el mejor, tus padres insisten que no hay otro hijo igual.

Esposo maravilloso, amante ideal.
Y sin lugar a dudas serías el padre ejemplar de este niño que llevo en mi vientre del que sueño tenga tu carita, tus gestos, tu humor, tu vivo retrato “mi amor”.

Acariciabas mi vientre eufórico aquel día que te anuncié la paternidad. Saltabas de alegría, me alzabas, me besabas sin parar.

Era cómico, y placentero satisfacerte cuando no me dejabas hacer nada por miedo a que le pasara algo a nuestro bebé. Exagerabas siempre, pero me hacías tan feliz…

Nos cuidaste hasta el último día de tú vida.

Lástima que no te cuidaste vos mi amor cuando volvías a casa feliz de saber que tendríamos un varón.

Maldito el destino que quiso que pasara el tren justo cuando cruzabas vos.

Sexo con Amor (sin comparación)

Estándar

Tu boca entre abierta, tu lengua húmeda, en busca de la mía… la encuentra…
Juntas entretejen los más dulces y sabrosos besos. Lames y besas mi cara recordándome que eres mi dueño, “mi hombre” el único que puede poseerme.

Tu cuerpo fornido, excelso  acoplándose al mío, se reconocen, se desean, se buscan, se encuentran…

Tu virilidad erguida me apabulla, me delira…

Mis manos lo acarician, lo masturban siento como se engrosa con mis estimulaciones. Unas pequeñas gotas de jugo preseminal hacen de lubricante, mis dedos se resbalan, tu pene late y mi boca se desespera.

Mis labios bajan, mi lengua lo explora, lo seduce, lo incita, lo recorre, lo saborea mmmmm
y poco a poco se va perdiendo en mi boca.  Entra profundo, late en mi garganta, roza  la tráquea, me atragantas… hago arcadas y te retuerces de placer.

No dejas de mirar, gozas exacerbado viendo como llenas mi boca con tu miembro lujurioso. Lo sacas y  lo manipulas enérgico contra mis labios, das pequeños golpecitos  sobre mi boca abierta. Comienzan a chorrear  hilos  de saliva, no los dejas caer, lo levantas con tu glande y lo comienzas a desparramar por toda mi cara.

Ya no me aguanto, lo quiero tener dentro de mí ser.  Te miro, te beso, te sonrió picara, ya me conoces, sabes a lo que voy. Te gusta, te excita sobremanera vérmelo hacer…

Lo tomo con ambas manos, sosteniendo tu mirada, apoyo la punta del pene en mis labios vaginales, “están empapados, hambrientos”, deseosos de recibirte. Empujo suave, sin prisa, muerdo mi boca, disfruto.

Entrego el mando, me dejo llevar…

Comienzas  a deslizarte por mi sexo. Siento como entra cada centímetro de tu hombría; convirtiéndome en tu presa, como una estaca va penetrando sin tregua mi cuerpo jadeante.

Tus  grandes manos aferradas sobre mis nalgas hacen presión en cada embestida, arrancando mis gemidos más profundos, sostienes  mi cuerpo que no para de vibrar.
Tus jadeos se mezclan con los míos, el olor a sexo nos envuelve, tus piernas tiemblan, tu cara se transforma.

Estallamos de placer, nuestros orgasmos sincronizan de manera audaz. Me besas, me miras, me dices cuanto me amas. Te quedas inmóvil dentro de mi cuerpo, lo disfrutas, lo disfruto, sabiéndonos el uno del otro nos quedamos dormidos hasta el amanecer.

Foto levantada del blog  http://www.erotikamente.es

En el cual estoy actualmente  concursando con 4 relatos míos.

Los invito a que visiten el blog de esta pareja, es muy interesante.

SI LLEGASTE HASTA ACÁ ES PORQUE LO LEÍSTE TODO, ¿ NO CREES QUE MEREZCO UN COMENTARIO?

Otro prosa de mi autoría “Lo tengo todo y no tengo nada”

Estándar

Lo tengo todo y no tengo nada
me siento vacía, destemplada
llevo años vividos sin vivir.

Tengo brazos y no tengo a quién abrazar
una boca hermosa para besar… labios que se hacen desear
el mejor de los perfumes que nadie jamás olió

Una vida llena de fantasías sin cumplir
un cuerpo sin explorar

Reconozco que carezco de belleza física, pero me sobra belleza interior
soy capaz, inteligente, pero de que me sirve si no tengo a quién enseñar

Una piel extremadamente cuidada y tersa como seda, sin acariciar
de ojos grandes, y mirada dulce, pero nadie a quién endulzar
tengo voz y no tengo quién me escuche

Mucho amor para dar, pero nadie a quién amar
un corazón abierto de par en par esperando llegue esa otra mitad
mi cuerpo se avejenta, mis esperanzas se acaban

Los años pasan, mi alma se despedaza
una vida vivida sin experiencias, ni anécdotas para contar
tengo todo, todo menos un amor
y sin amor no tengo nada.

Besos para TOD@S  los que visitan mi blog, que sé que son muchos

muakkkkkkk

Martina

“Furiosa”

Estándar

Veo la noche llegar

los arboles muriendo de pie

cubriendo el suelo con sus hojas muertas

que el enfurecido viento arrancó

Una fuerte brisa proveniente del sur perfora mis retinas

mi mirada perdida en el ocaso

congela una imagen desierta, fría, despiadada

Luego de que un rayo de luz atraviesa el cielo iluminando la noche

un estridente sonido aumenta aun más el pánico

y a veces llega con más furia que otras.

Todos le temen, pero lo afrontan

siempre que se va retorna la calma

sobreviviendo  los más fuertes

muriendo los más débiles

Las estrellas reposan bajo el cielo ávido aguardando quizás…

así como llegó  se ha de ir

dejando huellas de su existir.

“La Tormenta”

Resignación!!!!

Estándar

Llueve…

la lluvia me trajo tu recuerdo

tu recuerdo la nostalgia

nostalgia de recordar tus besos


de extrañarlos, echarte de menos


nostalgia por aquellos tiempos vividos

melancolía de rememorar tus manos explorando mi cuerpo


anatomía que supiste recorrer como nadie


y que nadie jamás podrá igualarte

mis pupilas incólumes recuerdan tu piel, tu olor, tu hombría


mis sentimientos por tí no han variado, pero la resignación llegó a mí


en el momento justo.


Porque de otra te has enamorado.

relatos eróticos

El poder de la mente

Estándar

Me gustas como eres, pero no te conozco
Me gusta como hueles, aún sin haberte olido
Me gusta el sabor de tus besos, (labios que no he saboreado)
Me gusta tu andar, sin siquiera verte llegar
Me gusta tu voz, aunque jamás escuché mi nombre saliendo de tu boca
Me gusta tu mirada suspicaz… la imagino explorando mi cuerpo, queriendome hacer tuya, penetrando con tus ojos claros cada centimetro de mi figura.
Me gustas cuando pasas tus dedos desenredando mis cabellos mientras me besas en silencio (hermosa  imágen la que viene a mí mente)
Me gustan tus gestos cuando me lees, me gustan tus gestos cuando miras mis fotos, aunque no te vea.
Me gustas cuando dudas, te imagino ansioso de saber si soy real, si soy quién crees, me gusta tu desquicio, tu incertidumbre
Me gusta que te guste, más allá de tus titubeos.

“La mesa está servida”

Estándar

Al despertar tuve la sensación de que ese día sería diferente, algo iba a acontecer, pero no sabía qué.

Como cada jornada por la mañana bien temprano me dirigí al trabajo a cumplir con mis obligaciones, pero nada atípico ocurriól. La misma vorágine de siempre; encerrada entre cuatro paredes de la oficina “entre carpetas y archivos”, nada que alterara mi rutina hasta ahí.

Con el correr de las horas y llegando al culmine de mi actividad aquella sensación del amanecer se iba desvaneciendo por completo.Y me preguntaba qué era lo que me había mantenido expectante durante todo el día.

Al regresar camino a casa y vaya a saber porqué… A mi mente de pronto llegó la imagen diaria de mi mesa y sus cuatro sillas, tristemente preparada para uno.

Sumergida en la melancolía caminaba cabizbaja a mi guarida cuando de repente en dirección contraria; lo veo a él, a mi primer amor caminando hacía mí…

Después de tanto tiempo sin siquiera saber del otro, al mirarnos mágicamente se nos iluminó el rostro, y con su mejor sonrisa me miró y me dijo:

– esta mañana me desperté pensando en vos, y durante todo el día te tuve en mente. Y casi sin pensar emprendí la marcha en tu búsqueda desesperada, rogando siguieras trabajando en el mismo lugar…
Y de pronto me encontré como en aquellos viejos tiempos recorriendo el mismo trayecto que me llevaba a vos… y tengo que confesar que amores como el nuestro son difíciles de olvidar –

Porque desde aquel día; y desde aquellas palabras, mi mesa es preparada para dos.