Una dramática historia de amor (juntos hasta el fin) (no erótica)

Estándar

Inmersa en la tristeza me hallaba.
No veía futuro ante mis ojos, todo era gris, todo era oscuro.
Sin él ya nada tenía sentido. Mi castillo se derrumbó el día que un inoperante conductor atravesó la calzada contraria a su dirección, llevándose con él la vida de mi querido y amado esposo. Padre de cuatro hermosos hijos, tres mujercitas y un varón, (auténtico retrato de su padre) todos ellos por suerte establecidos laboral y sentimentalmente.
Quedaron cinco nietos, cinco criaturitas que eran la luz de sus ojos. Que por culpa de un mal nacido, alcoholizado arrebató en un instante la vida de su abuelito querido.

¿Porqué justo tuvo que pasar en ese momento? en el preciso instante que mi sostén, mi compañero, la razón de mi vivir regresaba a casa. Ingenuo de la fatalidad que estaba a punto de acontecer…

Han pasado dos años de su trágica desaparición.

Vivo sin vivir, respiro porque respiro, camino sin querer andar, esperando que llegue el momento de poder irme a su lado y así cumplir con nuestra promesa: “juntos hasta la eternidad “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s