Mi primera vez con otra chica (mi vecina del 4to “b”) 2da parte

Estándar

Seguí camino a la heladería con la imagen de ella dando vueltas en mi cabeza…

Esa misma noche invité a todas mis amigas a conocer mi nueva casa. La pasamos ¡¡genial!!
Pedimos pizzas y empanadas, y por supuesto no faltó la cerveza bien helada je je, y después nos fuimos a un boliche top de la recoleta a bailar.

Durante la semana me crucé varias veces con “la colo”, en la puerta del edificio, en el súper, en el ascensor, y siempre nos saludábamos, casi se podría decir “amistosamente”.
Esa tarde de sábado subí a la terraza a colgar lo ropa y la veo a “ella” me quedé observándola desde lejos, estaba tomando sol boca arriba en una reposera plegable,y a medida que me fui acercando pude comprobar que estaba con las tetas al aire y con los ojos cerrados, lo cual invitaba a mirar más de cerca, me fui acercando tímidamente de a poco mientras fui recorriendola toda con la mirada… encontrándome con un cuerpo más bien exuberante pero armonioso, cuando me di cuenta que estaba dormida mis ojos se fueron directo a sus enormes pechos, su piel muy blanca y pecosa, sus aureolas y pezones rosados embellecidos por algunos lunares que parecían estar en el lugar justo.
Cuando caí en la cuenta de que estaba mirando embobada y aunque no me observaba nadie me dio mucha vergüenza mi actitud.
Mientras colgaba la ropa curiosamente mis ojos volvían a buscar el cuerpo semidesnudo de aquella desconocida.
Al irme pasé nuevamente por delante suyo y ésta ni se inmutó, estaba profundamente dormida, me fui pensando en lo osada que era.

Esa noche nos volvimos a juntar con mis amigas en casa, nuevamente pizzas, cervezas, y a diferencia del sábado anterior nos quedamos disfrutando de un par de pelis que había alquilado una de las chicas, eran más de las 4 de la mañana cuando acabó la 2da peli, yo no daba más de sueño, y ellas también estaban cansadas y algo borrachitas, je je. Ni bien se fueron me fui directo a dormir.
Apoyé la cabeza en la almohada y me vino a la mente la escena de la terraza, memoricé paso a paso aquel episodio, y con eso en mi cabeza me dormí.

Domingo

El teléfono sonaba incesantemente, me estiré para alcanzarlo y sin abrir los ojos contesté. Era mi madre, para saber si iría a almorzar con ellos, le pregunte que si ya estaba servida la comida y luego de una carcajada de su parte me respondió que recién eran las diez y cuarto de la mañana.
¿Cómo decirle que solo quería dormir y que era muy temprano para mí?
La contenté diciéndole que para la hora del almuerzo estaría a la mesa con ellos.
Apagué el celu y seguí durmiendo.

Cumplí con mi familia y con la excusa que tenía que estudiar me disculpé y me fui, para las tres de la tarde estaba de regreso.
Me recordé de la ropa que había colgado y subí a la terraza, para mí sorpresa estaba ella, otra vez tomando sol, boca abajo leyendo un libro.

Al pasar por su lado cruzamos miradas, y nos dijimos tan solo -¡hola!-
Seguí hasta el cordel y mientras descolgaba la ropa ella se puso de pie, y muy suelta de cuerpo con las tetas al descubierto se vino hacia mí, y se presentó:
– me llamo Guillermina y vos?- acercó su boca hasta mi mejilla y me besó.
– Yo! Milagros, ¿qué tal?-
– Acá me ves, asándome al sol, como bien dice el refrán, “el que quiera celeste que le cueste” jajaja.
– No querés hacerme compañía? ¡¡Estoy aburrida!!
– Buena idea!! así de paso tomo un poco de color –

Fui en busca de una loneta y a ponerme el biquini.
Al volver me senté frente a ella, descubrimos que somos vecinas de piso, que dicho sea de paso nunca nos cruzamos en el pasillo.
Cuando me dijo que tiene 32 años no lo pude creer, máximo le daba 25.
Ella sonrió y agradeció considerandolo un halago.

En un momento le pregunté:
-¿qué estás leyendo? –
– un cuento –
Ligeramente se sonrojo.Y en un rápido movimiento lo ocultó debajo de la ropa que estaba a su lado.
– ¿lo puedo hojear? –
– Me da un poco de vergüenza –
Con esa respuesta más curiosidad me provocó.
– Está bien, si no querés no hay problema –
– Todo bien –
Me miró acalorada a la vez que se estiraba alcanzando el libro, para luego entregármelo
-¡¡Está bien!! Toma –
Al tenerlo entre mis manos noté su colorida y llamativa portada, llevando como título “La humedad de tu sexo” era por demás “evidente” que no se trataba de un libro para niños jaja
Ilustrando la tapa del mismo se hallaba una fotografía de dos chicas besandose.

Casi sin pensar la miré y me escuché preguntándole:
– ¿Sos lesbiana? le dije asombrada –
– Sí!! –
– Espero no te incomode –
– En lo más mínimo, tranquila –
– ¿A vos te gustan los chicos? –
– Si!! Mucho –
– Pero ustedes me dan mucha curiosidad – je je
-¿Qué cosa te da curiosidad?
– Vos sabes a lo que me refiero…- (sentí como si el sol se hubiera centrado en mis mejillas, incinerándome ante su pregunta)
-No, no sé, pero sí sé que yo con mucho gusto podría aclararte esa curiosidad…

CONTINUARÁ ….

»

  1. Naaaa como lo vas a cortar ahí, quedé más enganchado que antes con el relato,
    buenísimo Anto.

  2. Ahhh!!!!, noooooo!!!!, mi amor, me cortaste la inspiracion justo en lo mejor, jejejejej, es algo tan particular y que tan bien haces!!!!, me muero por saber que paso, bah, ya me lo imagino, pero es mejor si me lo contas vos, TE QUIERO M UCHISIMO MI VIDA, cuidate mucho, si??, besos.

  3. Belleza… dale segui con el ralato corazon.. esta muy bueno…
    Un beso grande ;):):D

  4. Me quede esperando el final… despues de todo lo que lei tuyo no puedo creer que lo hayas cerrado ahi sin una 3º parte… Dale Martina… hace el final.
    Besos

  5. Ufff… hasta a mi me pego el sol del relato.. quede calentito como un pancho!!!
    Espero la proxima parte con ansias… no me dejes asi Anto!!!!!

  6. Excelente relato linda… quiero ver como sigue..

    Aunque el final ya se ve venir jajajajaja

  7. Caliente caliente, asi estoy yo, pero no me parece justo que lo cortes, si lo que quieres es que lo dejemos a la imaginacion, piensa en como estoy yo en este momento….

  8. Lo llevas muy bienrelatado…pero nos dejas en ascuas con lo que sigue justo cuando va tomando forma!!!

  9. Que bien vien essstoooo, vecinas de mi edificio.. alla voy!! Tus historias son GENIALES!! un beso reina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s