“Fantasía Incestuosa” 2 parte

Estándar

Disparé a refugiarme al baño pensando que mi madre saldría repentinamente de la habitación para ver quien estaba tocando timbre, -pero no- y a los gritos creyéndome en el living, o en algún otro ambiente más alejado  la escucho…

– hijooooooo!!!  abrí vos por favor-

Me ajusté el lazo de la bata con fuerza resguardando mi desnudez y la erección que me había provocado la situación, me  fui rumbo a la puerta de calle abriéndola a medias del otro lado me topé con un señor al que nunca antes había visto que por su apariencia rondaría los cincuenta años, o quizás un poco más, alto, entre cano,  muy bien puesto, tenía toda la pinta de ser alguien importante, me dice:

-¿Hola esta tu mamá?

– ¿ella lo espera?

– Sí, hemos quedado a esta hora, pero creí entenderle que  estaría sola. Puedo volver más tarde.

– Ya la llamo-

Abriendo la puerta por completo lo invité a pasar…

Hice que me siguiera hasta el living, y  que esperara allí,  pero en ese momento veo a mi madre venir por el pasillo, prolijamente arreglada y dirigiéndose hacia nosotros.

Ellos se saludan formalmente dándose la mano y se quedan conversando. Yo me retiro sin mediar palabra, mi aspecto no era muy cómodo como para hacer sociales, jaja

Ahora sí, esta vez decidido a entrar a esa ansiada ducha refrescante, que tanto merecía.  Mientras me duchaba mil imágenes pasaban por mi mente, el solo recuerdo de ellas me estaba excitando, y mucho!!!

Ya sin dudarlo sabiendo que nadie me interrumpiría comencé a masturbarme, eso  no era raro en mí, pero sí lo era “pensando” en mi mamá, entre  que estaba muy caliente y algo  furioso conmigo mismo me pajié como loco, creo que nunca me saque tanta leche como aquella vez…

Fresquito por aquella ducha que acababa de darme, y relajado por haber saciado mi calentura, ya sin acordarme de mi madre ni en el hombre que había llegado, me dirigí al cuarto a vestirme.


Saliendo de él me fui rumbo al living para ver algo de TV. Para ello  tuve que atravesar el pasillo y obligadamente pasar por la habitación de mi madre, al pasar escuché  algunos murmullos en su interior, y detuve la marcha. La puerta se encontraba cerrada, me plante frente a ella, y pegue mi oído tratando de “averiguar algo” y vaya SI averigüé!!!  Para mí sorpresa eran gemidos de una mujer, ¿será esa mi madre? nunca antes había escuchado nada igual, (ninguna de las chicas  con las cuales he tenido sexo han gemido de esa manera)  no dude un instante y nuevamente como minutos antes puse mi ojo en la cerradura; pude ver un espectáculo único, una peli porno en vivo y directo. Obviamente era ella,   tirada sobre la cama totalmente desnuda, pero no estaba sola; sus piernas elevadas sobre los hombros de “ese tipo”  mientras éste la penetraba rudamente entrando y saliendo de mi madre, de ahí los gemidos profundos.

Me dio mucha impotencia verla a mi mamá aprovechando la ausencia de mi padre por sus viajes de negocio para coger con otro tipo  y encima en “nuestra propia casa”. Pero increíblemente a pesar de la furia que esto me causaba  me estaba excitando de nuevo.

Hice caso omiso  a la repercusión de mi cuerpo y seguí  inamovible agachado viendo aquel acto sexual que me estaba quemando la cabeza, viéndolo a él bajarse  de la cama y como la hizo poner  contra la orilla  de la misma y a cuatro patas, más comúnmente llamada “la posición del perrito”  con sus manos le abrió las nalgas y apoyó su cara contra  su culo, excitadísimo y con mucha intensidad se lo “comia”  a lametazos. Si bien no le veía el rostro a mi madre, oía sus estremecedores jadeos cada vez que éste arrastraba la lengua por su agujero,  de repente le escupió el culo, y con su dedo llevó la saliva al interior del ano y yo sin moverme “espiándolo todo” veo como la toma fuertemente de su cabellera, y tirando de ella elevándose  un poco apoyó la punta de su pija en el centro  y en un par de arremetidas salvajes se la insertó  por completo, se la metía y sacaba, así  varias veces, con acento exaltado  al grito  de: “cómo te gusta que te coja el culo, putita” los gemidos  empezaron a aumentar, la cabeza de mi madre totalmente echada hacia atrás por la fuerza que éste hacía en cada embestida, ella se agarraba tan fuerte como podía de las sabanas tratando de no dejar su cuerpo caer por el peso y presión que él ejercía…

No habrían pasado ni diez minutos que le pidió que se dé vuelta de inmediato,  sumisamente mi madre obedeció, quedando sentada  frente a él  le metió la pija en la boca atragantándola con grandes chorros de semen. A él se lo escuchaba balbucear “tómatela toda, yegua, no derrames ni una sola gota”,  y se comenzó a vestir de inmediato.

Al termino de ponerse los zapatos le dijo:

-como me hiciste  gozar putona!!

Metió  la mano en el bolsillo de su elegante pantalón y sacó algo que no alcancé a distinguir; y se lo apoyó sobre el abdomen de mi madre que aún seguía exhausta tirada sobre la cama.  Luego le dio  un beso casi fugaz y se despidió diciéndole textualmente: -“te lo has ganado en buena ley”, con esa voz suave que la caracteriza  ella respondió:

-Me alegro que te lo hayas pasado bien!!

-hoy estuviste especialmente “muy bien” te he dejado el doble de lo convenido, tan pronto como pueda te volveré a llamar.

Me quedé perplejo con esa última frase resonando en mi cabeza…

¿Sexo a cambio de dinero? Me re pregunte una y otra vez

Ella se despide con un simple

-“gracias, que sigas bien”

Él que  parece conocer muy bien  la casa yendo hacia la puerta de salida comentando:

– no te molestes corazón, ya sé el camino, hasta la próxima.

Salí corriendo, me desparrame en el sillón del living como si hubiera estado desde hacía rato, y me hice el dormido.

Después de lo que había visto me invadió una mezcla de impotencia y bronca que empecé a sudar como un loco, me fui a la cocina a tomar algo fresco, me senté  sobre la mesada y bebí la gaseosa con devoción.

En eso veo la sombra de mi madre atravesar por  la arcada  que divide la cocina del comedor diario, yo me sentía “aturdido” mil cosas se me venían a la mente, tenía ganas de gritarle que lo había visto “todo” de amenazarla con contárselo a mi padre, pero interrumpió mis pensamientos  preguntando  ¿qué tal me había ido en mi clase de piano? respondí a su pregunta, preferí ahogarme con aquellas palabras que brotaban de mi conciencia,  y me salí de la casa exacerbado, me subí a la bicicleta y me fui a la casa de mi mejor amigo.

Al volver ya un poco más tranquilo, tenía en mente una estrategia, quería investigar algo más…estaba sugestionado, y cualquier movimiento que ocurriera en la casa iba a tratar de supervisarlo.

Al día siguiente pasado el medio día, recibió un llamado a su celular, parecía hablar con Noemí su mejor amiga, quedando en reunirse en hora y media a más tardar. Pero esperé a que mi madre se descuidara y tomé su celular, marque el numero del registro de llamadas y me atendió una voz masculina, al que le corte de inmediato. Me dije a mi mismo, “es momento de poner en funcionamiento mi plan”.

La busque por la casa a mi madre y le hice creer que me iba a Natación, en realidad  era día y hora que “debería” ir a Natación, y después de allí habitualmente me iba al gimnasio a hacer un poco de fierro. Pero esta vez no iba a ningún lado, me despedí de mi madre y salí a la calle, di algunas vuelta para dejar pasar el tiempo y al volver encuentro un mondeo 2009 plateado estacionado al frente de nuestra propiedad, me salté el corralón que da al patio y entré a la casa por la puerta del fondo, que premeditadamente había dejado sin llave, y a la habitación de huéspedes, (esa que ocupa algún que otro familiar en fechas festivas) y que el resto del año se encuentra deshabitada.

Pero al pasar delante  de la ventana veo que las cortinas blancas de tul que la vestían se encontraban desprolijamente corridas hacia un lado, dejando al descubierto el otro, me tiré al piso y asomé mi cara solo hasta donde necesitaba ”mis ojos”  que pudieron captar con claridad como mi madre lo cabalgaba dándole la espalda era penetrada por el culo mientras que por la concha  la cogía vigorosamente con un vibrador con la ayuda de una mano y con la otra  le frotaba las tetas…

De nuevo excitado por ver a mi madre tan perra, tan caliente,  dándole por sus dos agujeros, me volví loco, ver la cara de placer de ella me excitaba muchísimo, se mezclaban los sentimientos, odio, calentura, no aguante más, abandone la escena  y me fui a masturbarme al baño.

Ya una vez en mi habitación, tirado en la cama pensaba… Vaya a saber el tiempo que viene  haciendo “esto”. Sabiendo que al día siguiente mi padre estaría de vuelta, y no sabía si  debía decírselo o no!!  Sabía que si hablaba se iba a podrir todo,  y no estaba seguro de querer eso.

Me quedé atento a cada ruido,  movimiento que salía de la casa, los escuché venir por el pasillo y me apuré a esconderme detrás de la puerta, supuestamente yo no estaba en la casa…

Cuando me aseguré que el sujeto se hubiese marchado y mi madre había entrado al baño, salí de mi cuarto y caminé silenciosamente hasta él…

Continuará…

»

  1. noooooo no lo dejes sin completar porfavor continua con tu historia, esta muy buena

  2. Mujer te superas, fijo que quién tenga la oportunidad de estar contigo, no se aburre si te dejas llevar por esa imaginación….¿se tirara a su mama?

  3. pobre pibe!! q trauma!! espero leer la tercera parte y que este soñando, sino q bajon, aunque hoy en dia, y con la malaria q hay, debe de haber un monton asi. De todas formas admiro tu forma de escribir y tu imaginacion. Un beso

  4. Mar! sigo leyendo, es como ver una película que atrapa por la variedad de detalles que sabes volcar en el, lo voy a seguir hasta el final, sin dudas muy bien escrito.

    Besos!

  5. NOOOOOOOOOOOOOO——-
    SE ME PARO A AL MITAD …. PTM …..
    POR K LA MALOGRAS A SI ESTABA A PUNTO DE METERME LA PAJA DE MI VIDA.. Y LA PARAS.. RAPIDO VOY A LEER LA TERCERA…… AHI TE DEJO EL COMENTARIO… XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s