Fantasía Incestuosa!!! 1ra parte

Estándar

Hacía mucho calor.

Regresaba de mis clases de piano (por aquellas épocas se me daba por la música). Dispuesto a entrar directamente a la ducha, al llegar; dejé caer sobre el sofá mi remera transpirada de tanto sudar.

Aquel camino a casa era largo y la transpiración había corrido por todo mi cuerpo, ya no la  aguantaba más… de camino al baño me fui sacando los zapatos, medias; y pantalón, dejando caer al piso cada prenda a medida que me la quitaba.

Al llegar al baño, me encuentro con  la puerta entre abierta, y sentía el agua de la ducha caer; esto no me lo esperaba, no sabía quien estaba dentro, pero mi curiosidad pudo más …silenciosamente y temeroso  asomé  la cabeza para ver de quien se trataba…

Era ella.

Me alejé del lugar quedándome con ganas de espiarla. Pero a mitad de camino me detuve, y pensé: ¿Y porque no? sino me va a ver…

No podía dejar pasar esa oportunidad.

Nunca antes la había visto así, totalmente desnuda, era perfecta!!!

Esos senos que me amamantaron por casi dos años ahora se encontraban  frente a mí; redonditos, de un tamaño perfecto, desprovistos del corpiño. No me los imaginaba así de bellos, menos aún por tratarse de los de mi madre, con cuarenta y dos años, yo tenía la idea que a esa edad ya los tendría fláccidos y caídos. Es que a decir verdad nunca se los había “observado”, las únicas tetas que miraba eran las de mis compañeras de curso y de alguna que otra noviecita que he tenido.

Dejé caer mi mirada para seguir deleitándome con el cuerpo de mí madre y al bajar me encontré con su pubis, delicadamente velludo, pero sin ser exagerado; tapando a penas su sexo,  (agradable para mis ojos) admito que comencé a ponerme nervioso, tenía miedo que se diera cuenta de que la miraba, pero a la vez, no podía dejar de hacerlo.

Ella estaba allí totalmente  desnuda solo para mí.

Ocultándome detrás de la puerta también me encontraba desnudo, y mi cuerpo respondiendo a lo que veía, era inevitable…
Me estaba excitando con aquella situación, comencé a transpirar más que cuando venía camino a casa.

Y sin sacarle la vista de encima, me deleitaba viendo como se  lavaba su larga y abundante cabellera.
Deseaba en ese instante ser el agua que recorría su cuerpo… comenzando por su rostro, deslizándose por los senos los pezones erectos seguramente por la sensación del agua cayendo sobre ellos… bajando por el abdomen, ombligo, vagina, recorriendo sus nalgas, sus largas piernas, y muriendo a sus pies…


Al escuchar a mi madre cerrar el grifo “dejé de volar”.

Tomó el toallón  y comenzó a secarse el rostro, siguió por los brazos, luego fue el turno de ese par de  tetas que  me estaba quemando la cabeza, cuando de golpe se detuvo y quedando inmóvil por un instante miró  hacia la puerta como intuyendo mi presencia, – preguntó:

– ¿Hola? ¿Sos vos hijo?


Me quedé atónito ante la voz de mi madre, mis mejillas se incendiaron pensando que podría haber sido descubierto.

Me retiré en silencio y como cuán cangrejo  daba pasos hacia atrás abandonando ese preciado escenario con un dejo de tristeza y susto a la vez.

Fui a mi habitación de la cual no tendría que haber salido, por lo menos hasta que mi madre no saliera de la ducha. Me dirigí al armario en busca de la bata, me envolví en ella y esperé oír los pasos de mi madre hacía su cuarto, asegurándome que no nos cruzaríamos.

Un largo pasillo separaba mi habitación del baño, y ese mismo también llevaba a la de mis padres, al pasar frente a ella y a pesar de que  la puerta estaba cerrada no me pude contener, me agache hasta la altura de la cerradura y comencé a espiar.

Y allí estaba!!!

-parada frente a la cama matrimonial-

Escogiendo la ropa interior,  sobre ella se encontraban dos conjuntos: uno blanco y otro rojo, los tomó entre sus manos y se los quedó mirando dubitativa por unos segundos, decidiéndose al fin por el blanco, que por lo que alcancé a observar era bastante diminuto. Lo dejó sobre la cama y así desnuda prosiguió buscando el resto de la ropa que se pondría. Hacía mucho calor,  y a pesar de estar recién duchada se notaba que lo padecía.Fue hacia el ventilador y lo encendió. El viento que éste desprendía jugaba con su melena aún mojada…

Mis ojos pudieron captar “todo” gracias al ojo de la cerradura. Y como minutos antes mi cuerpo se comenzó  a inquietar. Mi corazón latía más de lo habitual, y mi pene escondido debajo de la bata se hizo notar, (lo tenía tan duro que sentía dolor en los testículos); mis manos de manera espontánea fueron hacia mi pija y automáticamente  me empecé a pajear mientras no dejaba de mirar  aquella escena “novedosa” por lo menos para mí.

Sin sospechar lo que pasaba tras la puerta, mi madre se comenzó a vestir. Mientras tanto yo continuaba allí impávido  como si estuviese estacado, sin poder dejar de observar como esas prendas rozaban su delicada piel, celoso de ellas por no ser yo en ese instante quien pudiera arrullar  su cuerpo, a más pensaba más me excitaba,  mis manos sobre mi erecta pija no cesaban  de masturbarme, estaba hinchada y muy roja,  me sentía a punto de estallar, no tardaría en venirme… cuando de repente  en ese “inoportuno” momento alguien llama  a la puerta…

»

  1. Tu relato es muy real y esta muy interesante, a medida que lo leia me atrapaba mas, espero que termines la segunda parte para saber como se desenlaza y que fin tiene, esta fantasia, que has escrito.

  2. me parece muy excitante y esta muy bien escrito. espero poder leer pronto la segunda parte.

  3. CLaro, en eso estoy, jeje.
    Gracias por pasar y comentar
    Mañana subiré la 2da parte de este relato que tanto me ha gustado escribir. 😉

    BESITOS.

  4. mi vida…. que buen relato… si cierro los ojos, veo tal cual la imagen.
    son mi idola
    besotes tqm 🙂
    tu admirador del rincon 🙂

  5. Mar! en este comienzo se puede apreciar como va creciendo la sensación de erotismo, excitación y deseo, logras ubicar al personaje y la situación en sus tiempos justos dando la impresión al leerlo de que es como algo real, logrando atrapar y haciendo sentir cierta lujuria al lector.

    Me gusta y leeré atentamente las partes siguientes.

    Un beso!

  6. es una de las mejores istorias k h eleido en mi pedofila vida
    solo comparable con la del tio k fue atado y violado por su novia (el pata cuenta su historia convertido ya en un travesti)
    bueno esa es lokaza y gual k esta pero esta me dejo con las ganas por el CONTINUARA K LE COLOCAN…

  7. Tus relatos de abuso son deliciosos, pero me di a la tarea de leer
    muchos de tus relatos y soso deliciosamente degenerada, cada cm de
    historia es como recorrer tu cuerpo… humm moriria de placer por
    recorrerte, chuparte, lamerte, colocar mis manos firmes sobre tu
    cuerpo… me colocas a volar, de placer… que rico este contacto con
    vos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s